Sano - Blog

Centro de Entrenamiento Personal

Cómo superar el primer día de entrenamiento y no morir en el intento

superar el primer día de entrenamiento

Llevas bastantes meses diciendo que vas a cambiar de estilo de vida, a hacer ejercicio físico y a ser constante una vez que empieces. Acaban de terminar las fiestas navideñas y estás cargado de energía y fuerza de voluntad, ¿no? Además, seguro que, entre regalos y rebajas, te has equipado de pies a cabeza para empezar a entrenar a tope. Sería una pena dejarlo abandonado en el armario, ¿no? ¡y lo que es más importante! desperdiciar esas ganas con las que has comenzado el año 🙂

Bueno, como dice aquel popular dicho, nunca es tarde si la dicha es buena. ¡Ha llegado el momento de empezar! El primer día de entrenamiento ya está aquí. ¡Ánimo! Y para que te sea más llevadero, en este post te vamos a hablar de cómo superar el primer de entrenamiento y, ¡no morir en el intento!

5 consejos para superar el primer día de entrenamiento

  1. Se positivo siempre: la actitud es lo más importante a la hora de cambiar de hábitos y comenzar un nuevo reto. ¡Sí! porque acabas de empezar tu reto personal. Tienes que estar orgulloso por haber tomado la decisión en firme y llevarla a la práctica. Ahora sólo tienes que disfrutar de tu entrenamiento, de tus progresos y de tus nuevos hábitos saludables.
  2. No te frustres: tienes que tener paciencia, los primeros días de entrenamiento no son fáciles. Tu cuerpo se tiene que ir adaptando poco a poco al cambio, a los ejercicios y a su técnica. Es normal que al principio no aguantes como te gustaría o no llegues al objetivo que te habías planteado. ¡Tranquilo! si eres constante y te esfuerzas, no sólo conseguirás los objetivos que te has marcado, sino que los superarás.
  3. Usa ropa cómoda: quizás te parezca algo obvio, pero creemos que es necesario recordártelo. No toda la ropa deportiva o ropa fitness es cómoda. Puede que te que hayas comprado un conjunto ideal de una marca conocida y especializada en actividad física, pero que sea demasiado ajustada y no te deje moverte con soltura o que el tejido no sea transpirable. Tu atuendo no te puede limitar el entrenamiento.
  4. Sigue los consejos de tu entrenador personal: nunca olvides que tu entrenador personal está para ayudarte en todo lo que necesites y para resolverte cualquier duda. No te vayas a casa con la sensación de que no has hecho un ejercicio bien o que te has lastimado en algún movimiento sin comentárselo a tu entrenador. Además, no sólo establecerá tu plan de entrenamiento y te guiará en él, sino que te dará pautas de descanso, alimentación y de otros hábitos saludables que mejorarán tu bienestar físico y mental. Conoce aquí las razones por las que tener un entrenador personal mejora tu vida.
  5. ¡No tires la toalla! lo mejor está por llegar: has conseguido una de las cosas más complicadas, EMPEZAR, ¿te vas a rendir ahora? Tómatelo con calma y disfruta del camino. Poco a poco irás notando los cambios en tu cuerpo, en tu mente y en tu actitud. Si tiras la toalla ahora no verás todo lo que eres capaz de conseguir y lo gratificante que es haber llegado a la meta con esfuerzo, trabajo y el apoyo de tu entrenador.

Cómo superar el primer día de entrenamiento y no morir en el intento

Como ves, superar el primer día de entrenamiento con éxito es muy sencillo. Sólo tienes que seguir estos consejos y no perder nunca la sonrisa. ¡Bienvenido al estilo Sano!

Prueba una sesión gratis

 

Comentar