Sano - Blog

Centro de Entrenamiento Personal

El descanso, una parte fundamental en tu rutina saludable

¿Sabías que el descanso es tan importante como el entrenamiento en sí? Hoy te contamos por qué es tan importante descansar entre entrenamientos y te damos algunas pautas para que aprendas a descansar de forma correcta.

El descanso, después de realizar una actividad física,  permite que el cuerpo se recupere y ayuda a prevenir posibles lesiones. En ocasiones pensamos que cuanto más ejercicio hagamos, mayores resultados veremos en el cuerpo, pero no es así. De nada sirve hacer sesiones de entrenamiento si no descansamos entre cada una de ellas. 

Nuestro cuerpo necesita reposar para recuperarse tras el esfuerzo del entrenamiento y para adaptarse al peso y a la duración que ha hecho durante el mismo. Es así cuando podemos ver una evolución y mejoría ya que, si no descansamos, tendremos más posibilidades de lesionarnos porque nuestro cuerpo no ha aguantado tanta carga física.

¿Qué aporta el descanso a nuestro cuerpo tras realizar una actividad física?

Lo primero que tenemos que tener claro es que para ganar fuerza, marcar músculo o tonificar, se necesita tiempo. Los resultados no se ven de forma inmediata y debemos tener paciencia y hacer una buena rutina de entrenamientos, con la frecuencia necesaria y con los descansos adecuados.

Cuando nuestros músculos están sometidos al estrés del ejercicio, significa que los estamos activando para que trabajen y para que empiecen a ganar tono, pero hemos de saber que ese tono no comienza a crecer hasta que están en fase de descanso.

Como ya os hemos comentado en más ocasiones, cuando comenzamos una rutina de entrenamiento, es importante aumentar de forma progresiva la dificultad de los ejercicios que realizamos para que nuestro cuerpo continúe avanzando y no estancarnos. Al descansar, permitirás que tu cuerpo se regenere y esté preparado para la siguiente sesión de entrenamiento con la misma dificultad, por lo que te será más fácil realizarla. 

No te obsesiones

El descanso, además de ayudarnos con las sobrecargas y el agotamiento, también ayuda a relajar la mente. Conseguir tus metas es bueno, pero no debemos obsesionarnos. Solamente podrás lograr tus objetivos respetando la rutina de entrenamientos y de descanso. 

Otra razón por la que es tan importante el descanso es que si tras una actividad física terminamos muy cansados y no descansamos bien, en el siguiente entrenamiento lo haremos peor porque tendremos cansancio acumulado y corremos el riesgo de sufrir una lesión. 

Tenemos que recordar que actividad física y deporte van de la mano y uno no se puede hacer sin el otro. Por supuesto, también es importante mantener una dieta saludable que nos ayude a recuperarnos tras el entrenamiento y que sea rica en proteínas. 

Aprender a descansar de forma correcta

Lo ideal es combinar los ejercicios musculares o de fuerza con entrenamientos aeróbicos, de cardio o de flexibilidad, sólo de esta forma podremos trabajar todos los aspectos del cuerpo. 

Es importante hacer reposo absoluto de entrenamiento uno o dos días por semana. Esto no quiere decir que no podamos hacer actividades que requieran movimiento, podemos salir a dar un paseo en bici de forma relajada o salir a pasear, pero no forzar al cuerpo, ya que no le estaremos dando el descanso necesario que éste necesita para comenzar con fuerza el siguiente entrenamiento. 

Si ponemos en práctica estos consejos, nuestro cuerpo descansará como es debido y evitaremos posibles lesiones por sobrecarga. 

Si necesitas ayuda para saber cuál es la mejor rutina de entrenamiento y días de descanso para ti, no dudes en asistir a cualquiera de nuestros centros Sano ¡estaremos encantados de ayudarte! 

Comentar