Sano - Blog

Centro de Entrenamiento Personal

Consejos para tu primera vez en un centro de entrenamiento Sano

Has decidido dar el paso…¡apuntarte a un centro de entrenamiento! Estamos seguros de que le has dado varias vueltas pero has tomado la decisión correcta.

Como todas las primeras veces, seguro que te encuentras perdido y no sabes qué hacer el primer día en tu centro de entrenamiento. Por eso, desde Sano, te queremos dar una serie de consejos para que empieces con buen pie.

  • Ten claro cuál es el objetivo que quieres conseguir

Probablemente, una de las primeras preguntas que te hagan en tu centro de entrenamiento será: ¿Cuál es tu meta? ¿Qué quieres conseguir? ¿Has entrenado alguna vez? ¿Hay alguna lesión que debamos saber? 

Te aconsejamos que respondas con sinceridad a estas preguntas ya que, de esta forma, tu entrenador tendrá más claras tus necesidades y así desarrollará un entrenamiento adecuado a ti.

Nuestro consejo es que marques una meta que sea objetiva y realista para que no te desanimes en tu progresión. 

  • Deja que los profesionales te asesoren 

En tu primer día seguramente te encuentres perdido y nos sepas por dónde empezar. ¡No te preocupes! Los entrenadores del centro están para ayudarte en todo lo que necesites. Déjate asesorar por ellos, pregúntales todo lo que necesites saber sobre el uso del material y el desarrollo de los ejercicios.

Además, en nuestros centros de entrenamiento, los entrenadores te asesorarán de forma personalizada sobre cuáles son los ejercicios que más te convienen y las posturas adecuadas para realizarlos. 

  • Ten en cuenta tu alimentación

Para que tu plan de entrenamiento sea eficaz y consigas tus objetivos de forma más rápida, una alimentación saludable debe ir de la mano. Te aconsejamos que busques ayuda de un nutricionista. En muchos de los centros de entrenamiento ya cuentan con expertos en nutrición que te ayudarán a mejorar tu alimentación. 

  • Utiliza la indumentaria adecuada

Hoy en día existen muchos complementos de ropa deportiva. Desde Sano te recomendamos que utilices ropa de entrenamiento que sea cómoda para ti. No es necesario que utilices muchos accesorios el primer día. Con un conjunto deportivo, una botella de agua y tu toalla, será suficiente para comenzar a entrenar.

  • Hidrátate mucho 

Una de las partes fundamentales del entrenamiento es la hidratación. Si no te hidratas de la forma correcta, tu cuerpo no responderá igual a los ejercicios que realices. Lo aconsejable es que te mantengas hidratado antes, durante y después del entrenamiento. 

  • Calienta y estira

Antes de tu entrenamiento has de calentar para evitar lesiones o pequeñas molestias. Al igual que siempre, después de realizar una actividad física, debes estirar los músculos para que el cuerpo no se resienta en los siguientes días. ¡En Sano te guiaremos en todo este proceso!

  • ¡Diviértete entrenando!

Este probablemente sea el mejor consejo que te podamos dar. Disfruta de tu entrenamiento, haz cosas que te motiven, cuando estés entrenando céntrate en lo que haces y ¡desconecta!

¿Estás preparado para comenzar con fuerza? En los centros Sano te estamos esperando para ayudarte a dar los primeros pasos y conseguir tus objetivos trabajando de la mano. 

Comentar