Sano - Blog

Centro de Entrenamiento Personal

5 consejos para entrenar de forma saludable en verano

Con el verano, llegan las temperaturas altas y, en ocasiones, nos sentimos más cansados o nos cueste más salir a entrenar al aire libre o realizar nuestra rutina de entrenamiento. Pero la llegada del calor no tiene por qué llevarnos a suspender nuestros hábitos saludables.

De hecho, en los meses de verano podemos aprovechar ese buen tiempo para hacer nuevas actividades físicas como buceo, kitesurf, voley playa, etc. Pero antes de realizar cualquier tipo de entrenamiento en los meses de verano, hemos de tener en cuenta una serie de consejos que te harán más fácil tu rutina: 

  • Hidratación: Con las altas temperaturas, nuestro cuerpo se refrigera con el sudor para luchar contra el calor, y esto puede hacer que nos deshidratemos más fácilmente. Por esto, aumentar el consumo de líquido en verano es fundamental.
  • Alimentación: Una alimentación equilibrada y saludable es importante en cualquier época del año pero, en verano, hay determinados alimentos que no son muy recomendables si vas a realizar una actividad física. Evita las comidas muy calientes y pesadas, ya que dificultará tu digestión y tendrás sensación de pesadez. Por el contrario, te recomendamos ensaladas, sopas frías, fruta y comidas ligeras para poder soportar las altas temperaturas.
  • Vestimenta: Hay que adecuar la ropa al tipo de entrenamiento que vayamos a realizar y a las horas del día que lo vamos a hacer. Si vamos a realizar una actividad física con temperaturas de más de 25º, es recomendable utilizar ropa de colores claros, transpirable y ligera. Además, también puedes utilizar complementos como gorra o gafas de sol. 
  • Un buen calzado también es importante para que podamos realizar los entrenamientos de forma cómoda. En verano, además de la comodidad, hay que tener en cuenta especialmente que sea transpirable.  
  • Hora del día: En esta época es recomendable evitar las horas de más calor del día. Si decides entrenar al aire libre, te recomendamos que evites las horas comprendidas entre las 12:00 y las 17:00 ya que son las horas más calurosas del día y puedes llegar a sufrir un golpe de calor. Lo más aconsejable es que realices tu actividad física a primera hora de la mañana o última hora de la tarde.
  • Adapta tu ritmo: Si las temperaturas son elevadas y te sientes más cansad@ o que el ejercicio te está suponiendo un esfuerzo mayor al habitual, debes escuchar a tu cuerpo y adecuarte al ritmo que este te pide.

Si tienes en cuenta estas precauciones, realizar actividad física en verano no debería suponer ningún problema para tu salud. 

¡No dejes de entrenar en verano! Sigue estos consejos y ponte en contacto con cualquiera de nuestros centros Sano  para sacar el máximo partido a tus entrenamientos. 

Comentar