Sano - Blog

Centro de Entrenamiento Personal

¿Nunca has hecho deporte? 6 consejos para comenzar tu vida sana

Si estás leyendo esto es muy probable que te hayas hecho esta pregunta más de una vez. Además, es posible que ya hayas probado varios gimnasios, deportes y planes de entrenamiento que no han dado resultado. Y te vuelves a preguntar, ¿por qué? ¿Por qué no consigo incorporar un estilo de vida activo? 

No hay una fórmula secreta, ni un guión a seguir que se adapte a todo el mundo. Pero sí existen una serie de pautas que te ayudarán a iniciarte e interiorizar, de manera progresiva, el hábito del ejercicio físico en tu vida. Hábito que no sólo te ayudará a bajar o aumentar de peso, sino que reflejará cambios notables en la manera de afrontar tus días: en temas como tu alimentación, tu manera de relacionarte, estrés, rendimiento en el trabajo, positividad, energía… El ejercicio, como hábito, provocará un cambio generalizado en ti. 

Pero, ¿cómo convertirlo en un hábito? ¿Cuáles son las pautas más recomendables a seguir? 

  • Focaliza tu principal objetivo: ¿Perder peso? ¿Ganar masa muscular? ¿Recuperar tu forma física? ¿Superar una lesión? ¡El que sea! Eso sí,  siempre: REALISTA. Vas a luchar día a día por ese objetivo y, obviamente, quieres conseguirlo. Por lo tanto, empieza con algo que esté a tu alcance en este preciso momento. Tus objetivos y metas irán cambiando y convirtiéndose en más ambiciosas con el paso del tiempo y la mejora de tu estado físico, ¡No tengas prisa! 
  • Elige bien: ¿qué actividad hacer? ¿cómo hacerla? ¿cada cuánto tiempo? ¿Dónde? Este punto es uno de los que más abandonos provoca. Si nunca has hecho ejercicio físico y tus conocimientos sobre el tema son mínimos, es más que normal que requieras la ayuda de un profesional que te guíe de manera personalizada. Los grandes gimnasios o el ejercicio desde casa pueden ser una opción, pero no es lo más recomendable si de verdad quieres ver resultados y seguir un entrenamiento que se adapte a ti y a tu objetivo. El desconocimiento y la falta de personalización hará que desaparezca tu motivación. Te recomendamos que te pongas en manos de profesionales que te ayuden en este proceso. 
  • Organización. Este paso es clave. ¿Cuándo puedes dedicarle a tu cuerpo el tiempo que se merece? Piensa en tu horario y búscale un hueco. Un hueco que sea inamovible y sagrado. Mañana, tarde o noche, debe ser tu momento. Puede que al principio lo sientas como el ‘momento muerte y destrucción’ pero te aseguramos que en poco tiempo se convertirá en tu ‘momento desconexión’. 
  • Pequeños cambios= grandes logros= aumento de motivación. Así es, siempre de manera progresiva. Tras las primeras dos semanas de tu nueva vida activa te aseguramos que, además de alguna que otra agujeta, notarás diferencias en tu interior. Las endorfinas empiezan a correr por tu organismo, te sientes mejor. Tu sesión de entrenamiento ya no te deja sin aire, te cansas menos y esto te motiva a aumentar la intensidad. Quizá es el momento de subir el nivel de tus objetivos y metas. 
  • Introduce nuevos hábitos en tu día a día. El ejercicio fue el desencadenante de tu nueva vida saludable, ahora toca añadirle una correcta alimentación y un descanso de calidad. Además, estamos seguros de que los logros con el ejercicio físico te habrán motivado a comer mejor y a estar más agotado a la hora de dormir. Basa tu dieta en alimentos reales, no te dejes llevar por la falsa ‘magia’ de los batidos sustitutivos o las dietas milagro. Una dieta equilibrada te dará la energía que necesitas y, además, hará que los cambios que se produzcan en tu cuerpo se mantengan en el tiempo y no provoquen el conocido ‘efecto rebote’.
  • ¡No abandones! Lo has conseguido, has superado cada uno de los pasos del proceso, con todos sus obstáculos. Tus logros son evidentes, ¿crees que merece la pena tirarlo todo a la basura? ¡Obviamente no! Cuando te falte motivación, piensa en por qué iniciaste este camino y cuántas cosas buenas te ha dado, tanto física como mentalmente. Un estilo de vida sano es la base de una vida plena y feliz. 

¿Te atreves a darle ese cambio a tu vida? Tu cuerpo es tu bien más preciado, dedícale el tiempo que se merece. 

Solicita una experiencia de entrenamiento GRATIS en tu centro Sano.

Comentar