Sano - Blog

Centro de Entrenamiento Personal

Madrugar para entrenar. Consejos para motivarte

Si eres de los que está a tope a primera hora de la mañana o te apetece motivarte al 100% para comenzar el día de la mejor forma posible… ¡este artículo te interesa!

Antes de empezar con los consejos prácticos, debemos hacernos las siguientes preguntas:

¿Por qué quiero comenzar una rutina de entrenamiento? ¿Cuáles son mis objetivos? En primer lugar, debemos de ser conscientes de todo lo positivo que nos va a aportar todos estos hábitos saludables que vamos a implantar en nuestra nueva vida. Solo así, conseguiremos la motivación que necesitamos para saltar de la cama e irnos directos a entrenar.

  • Planifícate. Si quieres, puedes. La excusa de ‘no tengo tiempo’ no sirve, ya que todos podemos sacar una hora al día para llevar a cabo nuestra rutina de ejercicio físico. Si consigues planificarte a una semana vista será mucho más sencillo cumplir con tus obligaciones. En nuestros centros Sano lo tienes fácil, ya que podrás tener tu plaza fija todas las semanas, en el día y hora que mejor te venga para que tengas una mejor organización de tu tiempo. 
  • Comenzarás el día… ¡a tope! ¿Cuántas veces te ha dado pereza ir a entrenar pero luego te has sentido que te comías el mundo tras finalizar la sesión? Si vas a primera hora de la mañana, es muy probable que el resto de tu día sea mucho más llevadero, ya que tu estado de ánimo mejorará gracias a la producción de endorfinas. 
  • ¿Desayuno o no? La opción de desayunar o no antes de ir a entrenar es algo muy personal. Lo ideal es consultar con un profesional de la nutrición que te guiará en este sentido pero, sobre todo, lo principal es escuchar a tu cuerpo. Si eres de los que necesitas ingerir algo antes de ir a entrenar, te damos varias opciones de desayunos saludables para antes y después de tu sesión.
  • Anímate desde primera hora. Si eres de los que te cuesta un poco más de lo normal salir de la cama para comenzar el día… ¡haz todo lo posible por despertarte del mejor humor posible! Pon un sonido de alarma agradable, dale al on a tu canción favorita y comienza con unos estiramientos desde la cama para comenzar a cargarte de energía.
  • Y ahora… ¡a disfrutar! Ya has hecho lo más difícil, que ha sido salir de tu zona de comfort para realizar tu sesión de entrenamiento. Realmente, ahora solo te queda disfrutar de este rato, desconectar y terminar con la energía por las nubes.

¿Quieres probar 1 entrenamiento gratis en tu centro Sano más cercano?

Comentar