Sano - Blog

Centro de Entrenamiento Personal

7 consejos para aumentar tu motivación al entrenar

“Lo difícil no es llegar sino mantenerse”. Seguro que empezaste el año con muchas ganas y motivación para entrenar y cambiar a un estilo de vida saludable. Empezaste a tope pero tras las primeras semanas de ejercicio físico esa motivación se ha ido desinflando, ¿te ha pasado?.

Las dos principales razones por las que se abandona el entrenamiento es por aburrimiento o porque no encontramos el incentivo necesario. Por ello, te damos estos consejos para que mantengas tu motivación y no caigas en el sedentarismo.

 7 consejos para continuar a tope tras las primeras semanas de entrenamiento

  1. Ten muy presentes los motivos por los que has decidido activarte: nunca olvides por qué empezaste a moverte y a optar por un estilo de vida saludable. Todos tenemos una razón específica para hacer ejercicio físico. Nadie más que tú lo sabe y es importante que lo pongas como un objetivo bien claro y te lo recuerdes cada día.
  2. Haz espacio en tu agenda: no pongas más la excusa de que no tienes tiempo. Si te sabes organizar bien, puedes hacer ejercicio varias veces a la semana, una hora cada día. Todo es cuestión de prioridades. ¡Haz de la salud y el bienestar la más importante!
  3. Ponte metas realistas: los objetivos que determines siempre no tienen que ser difíciles de lograr. De esta manera, te sentirás mejor contigo mismo y podrás seguir adelante. No te agobies, hacer ejercicio físico tiene que ser positivo, no un sufrimiento o una tortura.
  4. Opta por la variedad: esto te ayudará en tu motivación. Una de las mejores maneras de combatir el aburrimiento es realizar un entrenamiento variado. El ejercicio físico que además es divertido y te hace sentir bien es doblemente beneficioso. En esto tu entrenador personal tiene un papel importante. Él diseñará un entrenamiento diferente todas las semanas adaptado a tus necesidades y objetivos. También, te recomendamos que complementes el entrenamiento personal con otras actividades como caminar, montar en bicicleta, nadar, bailar… Elige la actividad o actividades en las que te sientas más cómodo y mantengas tus ganas y energía a buen nivel.
  5. Anota los procesos: te motivará mucho más a seguir con tus objetivos si vas anotando los procesos y mejorías. Crea tu propio diario de vida saludable, o hazte con una de nuestras Agendas Sanas 2019 para escribir todo lo que consigas.
  6. Recompénsate: es importante que mantengas la motivación. Para ello, cada vez que alcances un objetivo date un premio. Esto te dará más ganas de hacer ejercicio y de lograr tus metas.
  7. Diviértete entrenado: una de las premisas de los centros Sano es que los entrenamientos sean muy divertidos. Es fundamental llegar con ganas de comerse el mundo cuando realizas ejercicio. Algo que te puede ayudar es escuchar tu música favorita o entrenar en grupos reducidos, con personas que persigan tus mismos objetivos.

Cada uno de nosotros tenemos motivos diferentes que nos incentivan a ejercitarnos con regularidad, pero saber cuáles son aquellos aspectos que pueden mantener la motivación, ayudará a potenciar los resultados positivos que nos aporta la actividad física. Y recuerda: ¡estar sano no es una meta, es un estilo de vida!

Prueba una sesión gratis

Comentar