Sano - Blog

Centro de Entrenamiento Personal

Aprovecha la montaña para hacer ejercicio

SanoBlog_ejercicio-mon

Aire fresco, naturaleza y … ¡deporte! Cualquier lugar es bueno para practicar ejercicio físico. La montaña, en concreto, es un sitio ideal para ponernos en forma, ya que contamos con mucho espacio, diferentes niveles e incluso podemos hacer uso de los propios recursos naturales: árboles, laderas o rocas. Además, practicar deporte al aire libre tiene numerosos beneficios, tal y como te contamos en este artículo hace unos meses y que puedes leer aquí.

¡Aquí van algunos ejercicios que se pueden realizar en la montaña!

recurso1

  1. Zancadas: Busca un sitio en el que tengas suficiente espacio hacia delante. Comienza a dar pasos largos con ambas piernas, manteniendo la espalda recta, así como las rodillas, intentando no tocar con la rodilla que queda atrás el suelo.
  1. Saltos laterales: Estos ejercicios ayudan a fortalecer los abductores y aductores de las piernas. La realización es muy sencilla: impúlsate con un pie de manera lateral y aterriza con el pie contrario. Después, haz el ejercicio de manera contraria, cambiando el pie de impulso y de frenado.

recurso2

  1. Sentadillas frontal con peso: Aprovecha este ratito de entrenamiento para hacer algunas sentadillas, ¡a ver cuántas consigues realizar! Utiliza tu mochila para añadirle algo de emoción siguiendo estos pasos: cógela por delante del tronco, a la altura del pecho; a continuación, lleva la cadera hacia atrás y flexiona las rodillas hasta conseguir una posición en 90 grados aproximadamente; por último, vuelve a ponerte erguido, siempre supervisando la subida y el trabajo de las piernas.
  1. Saltar a la cuerda: Este ejercicio, además de divertido y sencillo, tiene numerosos beneficios para tu cuerpo. Ayuda a desarrollar la resistencia y capacidad respiratoria, además de ser muy beneficioso para el corazón. Al ser un ejercicio tan completo, trabajarás muchos de tus músculos y mejorarás tu postura y equilibrio.
  1. Ruta de senderismo: Hacer senderismo es una forma de terapia para el cuerpo y la mente. A la práctica de ejercicio se le añade la serenidad de disfrutar de entornos idílicos, ¡anímate a hacer un sendero de vez en cuando!

Algunos de los beneficios de caminar en la naturaleza son:

  • Disminución de estrés.
  • Mejora de nuestra capacidad de concentración y la calidad del sueño.
  • Múltiples beneficios para la salud cardiovascular.
  • Incremento del optimismo.

¿Te animas a pasar un día SANO en la montaña?

Comentar