Reinventarse en tiempo récord en la era Covid-19

Durante estos dos últimos meses la actividad física y el deporte han sufrido un cambio radical a causa del coronavirus, que nos ha metido a todos en nuestras casas, alejándonos de los gimnasios y centros deportivos para ejercitarnos a través de las pantallas. Ante la inminente vuelta a una ‘nueva realidad’, el mercado va a experimentar importantes cambios, porque el cliente fitness va a ver muy alterada su vida. Por un lado, las previsibles consecuencias socio-económicas que van a sufrir muchos de los usuarios de los centros deportivos, que limitarán sin duda su capacidad de compra futura. Por otro, los cambios en las rutinas profesionales con la universalización del teletrabajo, condicionando hábitos de entrenamiento en espacios cercanos al que era lugar habitual de trabajo.

            Si hay algo que no ha mermado durante los meses de confinamiento ha sido nuestra motivación por imponer una vida saludable y activa frente al sedentarismo. Ante la imposibilidad de continuar con los entrenamientos en vivo en nuestros centros, surgió el movimiento #sanoencasa, con una gran viralidad en redes sociales, acompañado por el lanzamiento de la plataforma Sano en casa, en la que se han puesto en valor los entrenamientos virtuales elaborados por nuestros casi 50 centros de entrenamiento. Estos entrenamientos tienen como elemento diferenciador la personalización e individualización, con la adaptación de las sesiones a la condición física y a los objetivos que persiga el usuario, junto con un seguimiento continuo y el envío de material adicional para conseguir una rutina sana en casa, como consejos de nutrición o planes caseros saludables.

            Igualmente, a lo largo de estos casi 3 meses de confinamiento, desde la central de la franquicia se ha prestado un servicio de soporte permanente en todas sus áreas, así como una constante actualización de todos los avances en materia legal y sanitaria. Hemos celebrado diversos meetings online con los directores de todos los centros operativos para afrontar de manera común la crisis producida por la expansión del coronavirus COVID-19. El objetivo principal ha sido mantener activo el vínculo con los usuarios, habilitando canales online personalizados y un feedback permanente.

            Asimismo, la preparación para la vuelta a la normalidad ha seguido exactamente el mismo proceso de seguimiento y asesoramiento exhaustivo, dependiendo de las circunstancias de cada centro y con la creación de un protocolo de reapertura siguiendo la normativa oficial emitida por el Gobierno. Además, hemos elaborado un vídeo explicativo de todas las medidas de higiene y seguridad que se llevarán a cabo en los clubes Sano.