¿Qué necesito para montar mi centro de entrenamiento personal?

El primer paso ya los has dado: quieres emprender y has escogido el fitness, uno de los sectores más rentables a nivel de franquicia para hacerlo.

Tienes actitud, ubicación, obra, plan de viabilidad e inversión para ponerlo en marcha, ¡todo listo para abrir la puerta el primer día y que empiecen a entrar clientes!, ¿o no?

Ahora más que nunca, vemos programas en televisión en los que se ensalzan exclusivamente habilidades técnicas en la cocina o cantando, personas que no se dedican profesionalmente a lo que técnicamente hacen genial. Si a nivel técnico tienen las habilidades y actitud necesarias para hacerlo, ¿por qué no se dedican a ello?, ¿te has preguntado por qué?

La respuesta es que para hacer de una habilidad un modelo de negocio y una forma de emprendimiento, hacen falta competencias complementarias que hagan que esa habilidad sea escalable y se pueda multiplicar.


Si algo que hago muy bien, tengo la capacidad de hacerlo muchas veces y que haya clientes que paguen por ello, logro lo más importante: comercializar mi servicio.

Habilidades complementarias imprescindibles 

Las habilidades complementarias que no pueden faltar para que la puesta en marcha del centro sea todo un éxito son:

Ventas

Las ventas son el motor que todos los negocios necesitan. Cuando todo está preparado, los clientes potenciales también deben de estarlo. El entorno del centro debería saber con claridad:

  • Quiénes somos.
  • Cuál es nuestro valor principal.
  • Cómo vamos a cubrir las necesidades del cliente potencial.
  • Cómo contratan nuestros servicios.

No dejes nada a la improvisación, domina tu elevator pitch, conoce cuántos leads y pruebas de servicio necesitas para conseguir el número de clientes objetivo, afina tu proceso de conversión, haz seguimiento de venta a tus clientes potenciales y aprende a gestionar los “NO”, nunca pienses que un NO es definitivo.

Marketing

Puede ser que todavía al escuchar la palabra “marketing” sigas pensando exclusivamente en publicar en redes sociales o tener una página web del centro de entrenamiento. Si no es así, ¡felicidades!, ya llevas una gran ventaja.

Hay que tener en cuenta que marketing es el conjunto de estrategias y acciones tanto online como offline – lo que se conoce como blended marketing– que permiten mejorar los procesos de atracción/captación y fidelización de clientes. Existen muchísimas herramientas de marketing y es cierto que dedicándole 12 horas al día a la gestión del centro, del equipo y de los clientes, el tiempo y la frescura que queda para desarrollar estrategias de marketing efectivas no es mucho.

Nuestro consejo en este momento es que hagas lo que hagas “ponte en los zapatos del cliente”. Un truco para desarrollar las estrategias de marketing para Sano es tener claro el target cliente, ponerle cara y pensar cómo actuaría. ¿Esto le llamaría la atención a mi madre?, ¿cómo actuaría ella si lee este mensaje?, ¿cómo puedo llamar su atención?

Fidelización

Ten en cuenta que los centros de entrenamiento somos negocios de proximidad y que tenemos que cuidar hasta el límite a cada una de las personas que entrenan con nosotros, de no ser así, puede que en poco tiempo nos quedamos sin clientes potenciales en nuestra área de influencia.

Cada cliente es único y hay que apreciarlo y cuidarlo como si fuera un tesoro. Realmente, en nuestros centros de entrenamiento personal no es difícil generar un valor diferencial altísimo que haga que el cliente tenga experiencias y vivencias que refuercen su convencimiento de seguir compartiendo su tiempo y su dinero con nosotros.

Céntrate en elementos que te hagan único y te diferencien de tu competencia como:

experiencia sensorial en el centro, fase de inducción del cliente al entrenamiento, seguimiento del cliente, retos, variabilidad en el entrenamiento, gamificación, tribu y recompensas.

Control de calidad

Tu centro de entrenamiento va a crecer, en clientes y en equipo. No siempre vas a poder estar involucrado en el 100% de los procesos. La fase de crecimiento es genial para determinar las acciones que quiero reforzar y los procesos que hay que vigilar para seguir mejorando. Defínelos por áreas, detalla qué aspectos tienes revisar y cada cuánto lo vas a hacer, cada vez que lleves a cabo el control de calidad podrás saber lo cerca o lejos que el centro y el equipo están respecto a la calidad que esperas.

Gestión del centro (qué medir)

  • De entrenador personal a gestor de entrenamientos personales. 

Tu centro, tu equipo y tus clientes van a exigir el máximo de ti, de tu liderazgo y tus decisiones para seguir mejorando. Conocer el objetivo del negocio que emprendo, las expectativas de los empleados y la experiencia y opiniones de los clientes te permiten tomar las decisiones necesarias para que el centro de entrenamiento evolucione y crezca en dirección a las metas que se marcan al iniciar el negocio.


¿Quieres más información sobre cómo abrir tu propia franquicia Sano?