Sano - Blog

Centro de Entrenamiento Personal

Bienestar psicológico, ¿cómo influye el ejercicio físico?

ejercicio y bienestar psicológico

Cuando practicamos ejercicio físico nos sentimos más relajados, optimistas, seguros de nosotros mismos y, finalmente, más felices. Esto no ocurre porque hayamos amanecido con buen pie o porque el clima sea perfecto para nuestro día de entrenamiento. Se debe a una reacción química que favorece nuestro bienestar psicológico.

Las personas que realizan actividad física de manera regular, posteriormente a éste y largo tiempo después, experimentan una sensación de bienestar psicológico que les anima a repetir la acción y volver al movimiento. Las responsables de este efecto en el cuerpo son una serie de sustancias, hormonas, que recorren el organismo y envían mensajes al cerebro. El ejercicio físico es la principal fuente de secreción de hormonas y estas son las causantes de las principales reacciones positivas del cuerpo cuando se ejercita.

Gracias a las hormonas, no sólo nos sentimos más alegres, tranquilos, alejados del estrés, de la ansiedad e incluso del dolor, sino que el ejercicio nos ayuda sentirnos y a estar más saludables cada día, y estas sustancias son responsables de ello:

Hormonas responsables del bienestar psicológico

  • Endorfinas: Son las más populares y conocidas de todas. Gracias a ellas, después del ejercicio, sentimos felicidad, alegría y hasta euforia. Hacen las veces de un analgésico natural, reduciendo el sentimiento de ansiedad y estrés. La liberación de esta hormona es inmediata tras el ejercicio físico, y después sus efectos se reducen en el organismo. No obstante, el bienestar psicológico y la felicidad que permiten sentir las endorfinas son recordadas por nuestro cuerpo y nos animan a regresar a la actividad.
  • Serotonina: Esta sustancia liberada tras realizar ejercicio físico, especialmente, al aire libre, influye en nuestro estado de ánimo de manera notable. La serotonina se incrementa tras el movimiento y es responsable de una sensación de calma que nos aleja de estados depresivos, y además, afecta positivamente al sueño, ayuda a conociliarlo mejor y regula la ingesta de alimentos evitando excesos.
  • Dopamina: Esta hormona está vinculada a las adicciones, y aunque ser adicto a algo no es nada positivo, esta es la hormona que nos permite experimentar una sensación placentera tras hacer ejercicio. La dopamina crea un vínculo entre el sentimiento de placer y la actividad que nos empuja a continuar con esa actividad. Al tener mejores niveles de dopamina tras el ejercicio físico, reducimos otras fuentes de placer menos saludables, como la ingesta de dulces o de tabaco, por ejemplo.

Cómo influye el Ejercicio Físico en el Bienestar Psicológico

 

Ejercicio físico clave en el bienestar psicológico

  • Disminuye el estrés: Reduce la ansiedad, la depresión y sus efectos, como irritabilidad y mal humor, pues libera la tensión acumulada.
  • Genera motivación: Incrementa la capacidad para saber plantear y afrontar metas desafiantes pero a la vez realistas y alcanzables.
  • Agudiza la mente: Aumenta el flujo de oxígeno al cerebro, mejorando la capacidad de aprendizaje, concentración, memoria y estado de alerta.
  • Aumenta la autoestima: Al mejorar la imagen corporal e ir alcanzando metas, aumenta la confianza en uno mismo y se desarrolla el espíritu de superación en los demás aspectos de la vida.
  • Entretiene: Sirve para distraerse de las preocupaciones, divertirse y brindar un estilo de vida saludable.
  • Aporta tolerancia a la frustración: Aprendemos a no desanimarnos y luchar con constancia e intensidad por lo que de verdad queremos, superando los contratiempos que inevitablemente surgirán.
  • Reduce la depresión: Cada vez más la actividad física es utilizada como estrategia terapéutica complementaria e incluso, a veces, como alternativa a otras formas de tratamiento para el tratamiento de los problemas de salud mental. Tal es así, que los expertos afirman que las personas activas tienen alrededor de un 40% menos de probabilidades de sufrir síntomas depresivos en comparación con las sedentarias.

Las personas activas tienen alrededor de un 40% menos de probabilidades de sufrir síntomas depresivos

Nuestro equipo de entrenadores personales Sano Center te ayudará y te guiará para alcanzar este bienestar psicológico a través del ejercicio físico.

Prueba una sesión gratis  

Comentar