Sano - Blog

Centro de Entrenamiento Personal

10 razones para tener un entrenador personal

ser entrenador personal
Cuando nos encontramos mal, llamamos al médico. Pero, sin embargo, no acudimos a un entrenador personal cuando el gimnasio no da los resultados que queremos, tenemos una lesión o necesitamos un entrenamiento específico. ¿Por qué no recurrir a un profesional?

 1. Plan de acción específico:  

¿Cuál es tu plan de acción? ¿Piensas ponerte las zapatillas y salir a correr hasta que te canses o sabes cuánto te toca entrenar hoy? No porque tu cuerpo pueda más significa que debas de entrenar más, ¿y no porque estés cansado significa que tengas que parar. Entonces, ¿cómo lo puedo saber? Antes de empezar tu entrenamiento con tu Entrenador Personal debes definir cuáles son los objetivos que quieres alcanzar. Esos objetivos tienen que tener un POR QUÉ. En base a esos resultados y a la valoración inicial, tu entrenador personal podrá trazar tu plan de acción para cumplir tus objetivos en el tiempo proyectado. Hacer un plan de acción sin un entrenador profesional y cualificado es como salir al mar sin un capitán.

2. Resultados más rápidos y efectivos:

La velocidad de los resultados están basados en la eficiencia de tiempo. Es casi imposible hacer ejercicio por más de 45 minutos a tu máxima capacidad. Sin duda alguna puedes ir al gimnasio por 3 horas, pero no significa que ese tiempo lo estés aprovechando. Cuando trabajas con un Entrenador personal:

  • Te personaliza los entrenamientos de acuerdo a tus necesidades.
  • Te mantiene centrado y motivado.
  • Mantiene el ritmo de entrenamiento a tus objetivos.
  • Evita posibles lesiones y esfuerzos peligrosos.
  • Te saca de tu zona de confort.
  • Es tu guía y te apoya en cada paso de tu evolución.

Como puedes ver, la realidad es que el entrenador no tiene una receta secreta mágica que hará que tengas tus resultados de la noche a la mañana, pero sí las herramientas para generarte el compromiso para conseguir tus retos.

 3. Asesoramiento de hábitos saludables:

El entrenamiento físico, la alimentación saludable y tener buenos hábitos de descansos serán los pilares fundamentales para mejorar nuestra calidad de vida y tener un estilo de vida saludable. Un entrenador personal, por lo general, siempre está actualizado en cuanto a las últimas tendencias nutricionales, ejercicios nuevos, métodos de efectividad, y las herramientas de motivación y refuerzos positivos.

4. Prevención de lesiones:  

El entrenador personal realizará una valoración inicial para evaluar tus necesidades y detectar posibles descompensaciones musculares y rangos de movimiento reducidos, para enfocar el entrenamiento a tus características para la consecución de tus objetivos sin riesgo de lesión.  Te enseñará la técnica del movimiento cuidando siempre el gesto técnico y evitará ejercicios de alta carga para tu nivel o condición física actual. Trabajará la higiene postural, cuidando siempre la técnica y la ejecución de los ejercicios individualizados.

5. Trato exclusivo y atención personalizada:   

 Te atenderá de manera única y exclusivamente tus necesidades:
  • Análisis de tu estado de ánimo y nivel de energía actual basado en tu descanso y alimentación del día.
  • Eficiencia de tiempo en transición de ejercicios.
  • Se preocupa por tu estado de ánimo actual y ayuda a reducir tus factores personales de estrés.
  • Se adapta a tu disponibilidad horaria para programar los entrenamientos.

6. Creatividad y diversidad en los entrenamientos:  

¿Constantemente realizas los mismos programas, mismos ejercicios y los mismos resultados? El trabajo de tu Entrenador Personal es hacer que siempre hagas algo diferente para alejarte de la monotonía. De esta manera, está comprobado que el hacer entrenamientos diferentes hace que el estímulo del entrenamiento evolucione y  además que te salgas de tu zona de confort.

7. Motivación:

¿Aburrido de entrenar solo? o ¿pospones siempre el ejercicio para mañana? Tu entrenador personal estará ahí para motivarte en cada entrenamiento y darte el refuerzo positivo que necesitas en cada momento.

8. Superación personal:  

Está comprobado que el entrenador personal es la clave del éxito cuando estás buscando un objetivo específico. No dudo que no lo puedas llegar a hacer solo, pero qué mejor que tener a alguien que crea en tu objetivo y que su satisfacción más grande sea que lo cumplas.

9. Compromiso y disciplina:

¿Aún no has creado el hábito de hacer ejercicio y pospones constantemente el retomar el entrenamiento? Con un entrenador personal el compromiso mutuo está asegurado. Cada paso cuenta y con la ayuda de tu entrenador darás pasos seguros y eficientes.

10. No es un seguro de vida, es seguridad de calidad de vida:  

Así es, pagas durante toda tu vida por un seguro médico que se va haciendo más caro mientras envejeces, todo por si lo llegaras a necesitar algún día. Sin embargo,  el ejercicio y una alimentación equilibrada te promueve una mejor calidad de vida durante mucho más años a partir del día que empiezas.

¿Para qué empezar mañana? ¡Empieza hoy a darte seguridad y calidad a tu vida! Porque estar Sano no es una Meta, es un Estilo de Vida.

 

Gema Sánchez  Directora Técnica Sano Center

Un comentario

Comentar